Portada : : : : Puerto Montt, martes 29 de julio de 2014 : : : : English Version   

Museo Juan Pablo II

La primera estación de este viaje es la sala dedicada al descubrimiento arqueológico de Monte Verde y a los pueblos aborígenes. Existe una reproducción de lo que pudo ser el primer asentamiento humano en la zona y también hay utensilios utilizados por los pueblos originarios.

Luego viene una sala dedicada a la navegación, donde está desde la dalca (embarcación que data de hace unos 300 años y cuyos restos fueron encontrados en el Lago Chapo) hasta la espada del Almirante Carlos Condell y algunas piezas que pertenecieron al blindado Blanco Encalada. También se observan réplicas de las naves que tradicionalmente se han usado en el bordemar, como las goletas, las lanchas chitotas y el bongo, barca construida con una sola pieza de tronco de árbol.

La religiosidad chilota es el tema de la tercera sala, en la que se exhiben algunas piezas de santería del archipiélago, como también reclinatorios, un sagrario y un crucifijo del 1600. Junto a ellos, se expone una colección de instrumentos musicales, usualmente usados por las bandas que tocan los pasacaltes en las procesiones. A continuación se muestra la réplica de la cocina-fogón chitote, con todos los utensilios de uso doméstico.

Siguiendo el recorrido, el visitante se encontrará con el espacio dedicado a la fundación de Puerto Montt, donde se puede leer un interesante relato de cómo fue esa mañana del 12 de febrero de 1853, cuando Vicente Pérez Rosales firmó el acta de fundación de la nueva ciudad. Se observa en el recinto mobiliario de la época y elementos de la colonización alemana iniciada ese año.Municipalidad de Puerto Montt.

El Puerto Montt de la primera mitad del siglo XX, se refleja en la sala siguiente. La pujanza de esos años queda tristemente destrozada con el terremoto del 22 de mayo de 1960, hecho que se muestra a través de una serie de impactantes fotografías.

Finalmente, está el espacio destinado a recordar aquel 4 de abril de 1987, fecha en que el Papa, Juan Pablo II, pisó suelo puertomontino y navegó en las aguas del seno de Reloncaví. El altar en que ofició la misa ese día y la casulla que vistió, forman parte de los tesoros de esta sala. La visita al museo termina con la invitación a dejar nuestra propia huella, nuestra propia mano estampada en los muros del museo.

Horario de atención
Lunes a viernes
9:00 a l9:00 hrs.
Sábados y domingos
10:00 a 18:00 hrs.

Museo Juan Pablo II
Avda. Diego Portales 991
fono 65-223029
Puerto Montt

Buscador de Empresas
[CC] 2000-2014 Bufoland